Estatuto General de la Comunidad Estudiantil de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey

En luz de lo dispuesto en el artículo 12 del Reglamento de Alumnos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, por medio de este acto queda manifiesto que es voluntad de los alumnos que componen dicha institución educativa constituirse en una Comunidad Estudiantil democrática, única e indivisible, organizada para los fines que desee perseguir, bajo los lineamientos del siguiente Estatuto General, sin perjuicio de lo dispuesto en la normatividad vigente expedida por la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.

TITULO PRIMERO
CAPITULO I
De los derechos estudiantiles


ARTÍCULO 1
Todos los alumnos gozarán inexorablemente de los derechos reconocidos en este Estatuto General, así como de todo ordenamiento normativo que de ésta emane.

ARTÍCULO 2
Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto menoscabar los derechos y libertades de las personas.

ARTÍCULO 3
Todo convenio que tenga por objeto la renuncia o transmisión de algún derecho enunciado en este Estatuto General, será nulo.

ARTÍCULO 4
Todo alumno de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey gozará de los siguientes derechos y libertades:



I. I. La libertad de expresión y difusión de opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio.
II. II. El derecho de acceso a la información respecto de los órganos que integren la Comunidad Estudiantil, a cuyo respecto se observará lo siguiente::
a. Toda información en posesión de cualquier autoridad estudiantil será pública.
b. Todos los alumnos, sin necesidad de acreditar interés alguno, tendrán acceso gratuito a la información pública.
c. Las autoridades estudiantiles deberán publicar la información de manera electrónica o impresa, propendiendo la mayor facilidad para su acceso.

III. El derecho de petición, siempre que se formule por escrito.
IV. El derecho de asociarse, reunirse o manifestarse de forma pacífica, para cualquier fin.

V. El derecho a desempeñar un cargo público, en los términos fijados por este Estatuto General.

VI. El derecho a que se le administre justicia por el órgano jurisdiccional competente, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento conforme al orden jurídico vigente y cuyas resoluciones se emitan de manera pronta, completa e imparcial.

VII. El derecho a obtener la tutela efectiva de los tribunales en el ejercicio de sus derechos e intereses legítimos, por sus propios derechos o designando a un representante para tal efecto, sin que, en ningún momento, pueda producirse indefensión.
VIII. El derecho a votar de forma directa y secreta en las elecciones populares.
IX. El derecho a ser votado para todos los cargos de elección popular en los términos que sean determinados por la legislación.
X. El derecho a votar de forma directa y secreta en los referéndums, consultas popular es y mecanismos análogos.
XI. El derecho de promover iniciativas de reformas al Estatuto General cuando representen, por lo menos, el 10% de la totalidad de los alumnos que integren la Comunidad Estudiantil.
XII. El derecho a crear un partido estudiantil.
XIII. Los demás derechos contenidos en este Estatuto General .

ARTÍCULO 5
Queda estrictamente prohibido:

I. Desempeñar un cargo público de manera vitalicia.
II. Que alguna autoridad estudiantil goce de cualquier clase de fuero , salvo los magistrados del Tribunal de Justicia E studiantil electos y el Presidente de la Comunidad Estudiantil activos, cuando se trate sobre la posible comisión de las conductas previstas en el artículo 9 del presente ordenamiento, en cuyo caso deberán ser acusados sólo mediante juicio político .
III. Aplicar retroactivamente la Ley en perjuicio de persona alguna.
IV. Que un estudiante haga justicia por sí mismo.
V. Que alguna autoridad estudiantil reciba una contraprestación por el desempeño de sus labores.
VI. Que alguna autoridad estudiantil favorezca, en el de sempeño de sus funciones, a un culto o religión en particular.
VII. La exención del pago de las cuotas estudiantiles a cualquier alumno.
VIII. Que alguna autoridad deje de resolver una controversia ante el silencio, obscuridad o insuficiencia de las normas.
IX. La aplica ción de sanciones que no estén previstas en este Estatuto General, sin perjuicio de lo dispuesto por la normatividad de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
X. Las demás prohibiciones contenidas en este Estatuto General .

ARTÍCULO 6
Toda norma deberá interpretarse y aplicarse de conformidad con este Estatuto General y de forma en que el alumno obtenga siempre la protección más amplia, en luz de los principios de universalidad, interdependencia, indivisibilidad y progresividad. En todo tiempo, las normas deberán interpretarse de forma que los derechos allí consagrados sean exigibles. En caso de existir una laguna jurídica, se deberá integrar conforme los principios generales del derecho, los derechos humanos y los valores institucionales de la Facultad.

ARTÍCULO 7
Toda actuación de la autoridad estudiantil deberá estar fundada y motivada, so pena de ser declarada nula en el procedimiento respectivo.

ARTÍCULO 8
El patrimonio de la Comunidad Estudiantil se conformará por la totalidad de lo percibido por concepto de cuotas, patrocinios, donaciones y demás rubros análogos, así como los bienes adquiridos por medio de éstas, y se administrarán con eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez, de conformidad las siguientes disposiciones:

I. La suma obtenida por concepto de las cuotas estudiantiles exigidas a los alumnos por la Facultad Libre de Derecho de Monterrey será administrada por el Gabinete Presidencial en arreglo a lo dispuesto al respecto por dicha institución educativa.
II. Los bienes obtenid os por cualquier concepto que no sea al que se refiere la primera fracción de este artículo serán administrados por el Gabinete Presidencial, salvo los bienes que sean indispensables para el funcionamiento del Tribunal de Justicia Estudiantil, mismos que s erán administrados por ésta.
III. Toda adquisición o enajenación de bienes, así como la contratación de un servicio en que se vea involucrado un alumno, deberá ser realizada por medio de una licitación.
IV. Ningún presidente podrá finalizar su gobierno con un déficit en su balanza general, en cuyo caso deberá responder con su patrimonio hasta cubrirlo.

ARTÍCULO 9
Son causales de pérdida o suspensión de los derechos estudiantiles de los alumnos, las siguientes:

I. La falta de pago de las cuotas estudiantiles.
II. La reiterada y dolosa violación a los derechos estudiantiles por parte de las autoridades educativas.
III. El desacato a una orden de desalojo por parte del moderador en el caso previsto en el artículo 25.
IV. El desacato a un mandato del Tribunal de Justicia Estudia ntil.
V. El uso doloso de propaganda política en las elecciones presidenciales.
VI. El aprovechamiento de cualquier cargo público para obtener beneficios personales.
VII. La comisión de un delito consagrado en el orden jurídico mexicano vigente que cause un perjuicio grave a la Comunidad Estudiantil, por parte de cualquier autoridad estudiantil. La suspensión o pérdida a que se refiere el presente artículo surte sus efectos desde el momento en que se dicte la resolución judicial respectiva. Cuando se condene a autorida des estudiantiles, resultará en la inmediata pérdida del cargo. La suspensión de derechos estudiantiles sólo podrá fundarse en la fracción I del presente artículo, y podrá ser revocada cuando se acredite que se pagó la totalidad de las cuotas adeudadas con el respectivo pago de intereses, en su caso. La pérdida de derechos estudiantiles sólo podrá fundarse en las fracciones II, III, IV, V, VI y VII del presente artículo, y la misma no podrá ser revocada.

CAPÍTULO SEGUNDO
De los alumnos
ARTÍCULO 10.
Son al umnos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey todos aquellos que se encuentren inscritos formalmente en el programa de Licenciatura en Derecho ante la misma y no hayan sido objeto de baja, de conformidad con las disposiciones reglamentarias de dicha institución.

En el momento en que el alumno acredite su última materia, dejará de ser considerado alumno de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.

ARTÍCULO 11.
Quienes no sean alumnos de tiempo completo de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, no gozarán de los derechos, ni deberán cumplir las obligaciones a que hace referencia el presente Estatuto General .

TÍTULO SEGUNDO
CAPÍTULO I
De la soberanía estudiantil
ARTÍCULO 12.
La soberanía estudiantil reside esencial y originariamente en los estudiantes. Todo poder público dimana de los estudiantes y se instituye para beneficio de estos. Los alumnos tienen, en todo tiempo, el inalienable derecho de alterar o modificar, con las limitaciones que establezca la Facultad en su normatividad vigente, la forma de su gobierno. El ejercicio de la soberanía estudiantil es indelegable y no admite representación de ningún tipo.

ARTÍCULO 13.
El Poder se divide, para su ejercicio, en un Presidente y en un Tribunal de Justicia Estudiantil.

ARTÍCULO 14.
Para garantizarse la separación de los poderes, está prohibido:

I. Que se reúnan dos o más de estos poderes en una sola persona.
II. Que se deposite el Poder de un órgano colegiado en un solo individuo.
III. Que alguien que ocupe un cargo dentro del Tribunal de Justicia Estudiantil ocupe la Presidencia de la Comunidad Estudiantil o un cargo que dimane de ella, y viceversa.

CAPÍTULO II
De la Administración Pública Estudiantil
ARTÍCULO 15.
La Administración Pública Estudiantil se compondrá por un Gabinete Presidencial y un Procurador Estudiantil.

El Gabinete Presidencial se compondrá en la forma que su titular libremente disponga en el reglamento orgánico que para dicho efecto expida, debiendo contener, al menos, un Presidente y una Tesorería.

Sólo mediante el reglamento a que hace alusión el párrafo anterior, podrá el titular del Gabinete Presidencial delegar sus facultades administrativas y crear las dependencias que considere necesarias para ello.

El Procurador Estudiantil será propuesto por el Presidente de la Comunidad Estudiantil y deberá ser ratificado por la mayoría de los integrantes del Tribunal de Justicia Estudiantil.

Durará en su cargo hasta el término de la gestión de la Presidencia en turno, sin perjuicio de volver a ser propuesto y ratificado en periodos de gestión subsecuentes , y será autónomo en el ejercicio de sus funciones y en su administración. Su objetivo prioritario será velar por la observancia de este Estatuto General, los derechos estudiantiles y el interés general de la Comunidad Estudiantil. Para ocupar el cargo de Procurador Estudiantil, deberán cumplirse los requisitos exigidos para el Presidente en el artículo 18.

ARTÍCULO 16.
El Presidente de la Comunidad Estudiantil tendrá por objeto la administración de la misma, así como la promoción y organización de la participación de los alumnos en torno a toda actividad que p romueva su desarrollo académico, profesional, cultural, artístico o meramente recreativo.

ARTÍCULO 17.
La titularidad del Gabinete Presidencial recaerá en un solo individuo que se denominará “Presidente de la Comunidad Estudiantil de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey”.

ARTÍCULO 18.
Para ser Presidente de la Comunidad Estudiantil, se requiere:

I. Ser alumno de Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
II. No pertenecer al Tribunal de Justicia Estudiantil.
III. Gozar plenamente de sus derechos estudiantiles.
IV. Estar cursando, al menos, el tercer semestre del Plan de Estudios de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
V. No haber reprobado más de tres materias.
VI. No haber sido Magistrado del Tribunal de Justicia Estudiantil.
VII. No haber sido Presidente de la Comunidad Estudiantil.
VIII. No ocupar el cargo de Procurador Estudiantil.

ARTÍCULO 19.
A falta de titular del Gabinete Presidencial, detentará el cargo la persona que se hubiese dispuesto para tal efecto en el reglamento orgánico a que se refiere el artículo 15 .

A falta del mismo, en caso de que el titular perteneciese a un partido estudiantil que aún opere, el representante del partido designará al substituto.

A falta de partido estudiantil, o si transcurren tres días hábiles sin que, por cualquier motivo, se hubiese designado un titular del Gabinete Presidencial, el Tribunal de Justicia Estudiantil convocará a elecciones extraordinarias y determinará los mecanismos para que en no más de cinco días hábiles, los alumnos voten por uno nuevo.

ARTÍCULO 20.
Son atribuciones exclusivas Presidente de la Comunidad Estudiantil:

I. Nombrar y remover libremente a los miembros de su gabinete.
II. Expedir, reformar y abrogar los reglamentos que establezcan la organización, composición y funcionamiento de las dependencias que compongan el G abinete Presidencial.
III. Crear, modificar o abrogar reglamentos vinculantes para la Co munidad Estudiantil que , bajo ninguna circunstancia, podrán contravenir lo dispuesto en el Estatuto General y la normatividad de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
IV. Presentar iniciativas de reforma al Estatuto General.
V. Las demás inherentes a su cargo.

ARTÍCULO 21.
Son deberes del Presidente de la Comunidad Estudiantil:

I. Representar a la Comunidad Estudiantil ante las autoridades de la Facultad y organizaciones externa s a la misma.
II. Dirigir y coordinar las actividades de su gabinete , mismo que habrá de componerse, al menos, por cuatro miembros .
III. Salvaguardar los derechos estudiantiles.
IV. Organizar un congreso anual que contenga una temática de interés general para el alumnado.
V. Rendir ante la Comunidad Estudiantil un informe semestral detallado acerca de la composición y actividades de su gabinete, y el progreso logrado respecto de cada uno de sus objetivos.
VI. Hacer público un directorio que contenga el nombre de todas la s personas que integran su gabinete, así como el semestre que cursan y el cargo que ocupan.
VII. La creación de una Tesorería, o su equivalente, a cargo de uno o varios miembros de su gabinete.
VIII. Organizar un festival de talentos anual.
IX. Elaborar un plan de gestió n correspondiente a su periodo en el que se fijen los objetivos y metas concretas para el desarrollo integral y sustentable de la Comunidad Estudiantil; contendrá los responsables de las acciones a realizarse, así como los tiempos estimados para su ejecuci ón y deberá publicarse en su primera semana de gestión.
X. Hacer las veces del Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, e n lo que respecta al artículo 37 , a falta o renuencia del mismo.
XI. Contar con medios electrónicos que faciliten la comunicación entre el Gabinete Presidencial y el alumnado respecto de los eventos, proyectos, metas, resoluciones y cualquier información relevante para el alumnado.
XII. Coordinarse con otras escuelas de derecho para la realización de seminari os y demás eventos que propicien al desarrollo social, académico y profesional de los alumnos.
XIII. Cumplir con lo que se hubiese libremente comprometido.
XIV. Las demás contenidas en el Estatuto General y ordenamientos normativos aplicables.
XV. Las que sean inherentes a su cargo.

ARTÍCULO 22.
El Presidente de la Comunidad Estudiantil será conjuntamente responsable del incumplimiento de las obligaciones que recaigan a cargo de algún miembro de su gabinete cuando hubiese dolo o mala fe por parte del primero.

ARTÍCULO 23
Son deberes de la Tesorería:

I. Llevar la contabilidad y custodia del patrimonio de la Comunidad Estudiantil.
II. Presentar un informe completo del estado y manejo de los recursos de la Comunidad Estudiantil a cualquier alumno que así se lo solicite, en un pla zo máximo de cinco días, o exhibirlo para disponibilidad del público estudiantil.
III. Las demás contenidas en el presente reglamento y demás ordenamientos normativos aplicables.

ARTÍCULO 24.
Son deberes del Procurador Estudiantil:

I. Asistir a los alumnos en la formulación de cualquier escrito dirigido a una autoridad estudiantil cuando así se le solicitare.
II. Notificar al Tribunal de Justicia Estudiantil, al Coordinador de Asuntos Estudiantiles y a la autoridad competente de la Facultad sobre la presunta comisión de delitos por parte de cualquier alumno.
III. Promover las acciones judiciales respectivas en defensa de los intereses de la Comunidad Estudiantil.
IV. Denunciar el incumplimiento de las obligaciones de las autoridades estudiantiles.
V. Procurar la conciliación en lo s conflictos que pudiesen surgir entre los alumnos y la administración pública estudiantil.
VI. Las demás que sean inherentes a su cargo.

ARTÍCULO 25.
Cada año se renovará la Presidencia mediante un proceso electoral democrático, en sujeción a la siguiente no rmatividad electoral:

I. El periodo de gestiones del Presidente de la Comunidad Estudiantil tiene una duración de un año y comenzará a correr contado desde el día en que tome protesta el ganador de la elección. A falta de Presidente, ya sea por su renuncia o por el vencimiento anual de su gestión, ocupará el cargo de forma interina el Procurador Estudiantil.
II. El Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey deberá lanzar la convocatoria para la elección del Presidente de la Comunidad Estudiantil de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey el primer día hábil de la segunda se mana de clases del semestre de primavera. Si no lo hiciere, cualquier alumno podrá acudir al Tribunal de Justicia Estudiantil para que el Presidente del mismo lance la convocatoria al día siguiente del plazo en que debió haberse expedido.
III. Todo el profesor ado y personal administrativo de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey deberá abstenerse de influir en los comicios electorales a que se refiere el presente artículo.
IV. La convocatoria, así como todo acuerdo a que se refiera el presente artículo, deberá colocarse en lugares visibles de las instalaciones de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey y en los medios electrónicos a que se refiere la fracción XI del artículo 21 , el mismo día en que se emita.
V. A partir de la publicación de la convocatoria, los p artidos estudiantiles tendrán cuatro días hábiles para efectuar la solicitud de la inscripción del candidato, misma que habrá de contener:

a. Nombre y dirección de correo electrónico del partido estudiantil y del candidato, en caso de que el primero no fuese unimembre.
b. La firma del representante del partido y del candidato, en caso de que el partido no sea unimembre.
c. La lista de miembros que habrán de fungir como personal de campaña, que no podrá exceder de diez miembros, mismos que no necesariamente habrán de pertenecer al gabinete presidencial en caso de que el candidato sea electo y que no deberán ocupar un cargo público al momento de la inscripción.

a. Cuando el número de votos contenido en la urna al final de la votación exceda el número de
alumnos que votaron en relación al padrón electoral.
b. Cuando el candidato ganador sea inelegible.
c. Cuando se impida el acceso a los alumnos para votar, siempre que sea determinante para el resultado de l a votación.
d. Cuando la votación sea en fecha distinta a la establecida en este artículo.
e. Cuando se impida el acceso a cualquier candidato al conteo de votos.
f. Se hubiera ejercido violencia física o amenazas contra los alumnos votantes o miembros de la Comisión Electoral, siempre que sea determinante para la votación.
g. Cuando el partido estudiantil o candidato ganador hubiese violado de forma reiterada y dolosa lo dispuesto en este artículo, así como lo dispuesto en el convenio celebrado por los miembros de la Comisión Electoral.
h. Cuando se viole lo dispuesto en la fracción III del presente artículo, siempre que sea determinante para la votación.

i. Existan irregularidades graves, plenamente acreditadas y no reparables durante la jornada electoral que, en forma evid ente, pongan en duda la certeza de la votación y sean determinantes para el resultado de la misma. XXIV. Si la elección se declarase inválida, continuará en sus funciones el titular del Gabinete Presidencial y el día siguiente a la declaratoria se procederá a efectuarse elecciones nuevamente, siguiendo lo establecido por el Tribunal de Justicia Estudiantil.
XXV. También se habrán de efectuar nuevamente el día hábil siguiente las elecciones cuando dos o más contendientes empaten en el primer lugar.
XXVI. El candidato que resultare electo habrá de recibir una constancia de mayoría firmada por el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia y el Director de la Facultad, y deberá tomar protesta un día siguiente al vencimiento del término para impugnar las elecciones, o una vez resuelta cualquier impugnación pendiente, ante el pleno del Tribunal de Justicia Estudiantil y el antiguo Presidente que transmitirá la titularidad del Gabinete Presidencial, acto al que cualquier alumno podrá asistir si así lo deseare.
XXVII. En el mismo acto, antes de la transmisión de poder, el antiguo Presidente de la Comunidad Estudiantil habrá de finalizar su gestión con la entrega del informe anual de su gobierno, mismo que habrá de contener:

a. Un resumen de todas las actividades realizadas por cada uno de los integrantes de su gabinete.
b. Un resumen del movimiento de los fondos de la Tesorería.
c. Una exposición de todos los objetivos y metas que se planteó el gobierno desde el inicio de su administración, así como señalar las que fueron cumplidas y las que no, y en qué términos.
XXVIII. Los miembros de la Mesa Directiva electa alzarán su brazo derecho al frente, y el Presidente del Tribunal de Justicia Estudiantil les leerá en voz la siguiente protesta: “¿Protestan guardar y hacer guardar las normas y reglamentos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey y de la Comunidad Estudiantil, así como desempeñar leal y honestamente los cargos para los cuales los alumnos los han elegido, mirando en todo momento el beneficio de la Facultad?” Los miembros del Gabinet e Presidencial deberán contestarán: “Sí, protestamos.” El Presidente del Tribunal de Justicia Estudiantil entonces contestará: “Si así no lo hicieren, que los alumnos se lo demanden.”

CAPÍTULO III
Del Tribunal de Justicia Estudiantil
ARTÍCULO 26
El Tribunal de Justicia Estudiantil tendrá por objeto impartir justicia salvaguardando y haciendo efectivos los derechos de los alumnos cuando estos así lo soliciten, así como invalidar y sancionar la comisión de actos que violen lo dispuesto en el presen te Estatuto General y la normativa que de ella emane.

ARTÍCULO 27
La titularidad del Tribunal de Justicia Estudiantil recaerá en tres alumnos que se denominarán “Magistrados de Tribunal de Justicia Estudiantil de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey”, y la misma será ejercida de manera colegiada.

ARTÍCULO 28
Para ser Magistrado del Tribunal de Justicia Estudiantil de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey se requiere:

I. Ser alumno de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
II. No pertenecer al Gab inete Presidencial.
III. No pertenecer a algún partido estudiantil.
IV. Gozar plenamente de sus derechos estudiantiles.
V. Estar cursando, al menos, el quinto semestre del Plan de Estudios de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. Para ocupar la presidencia del tribunal, deberá estar cursando, por lo menos, el séptimo semestre del Plan de Estudios de la Facultad.
VI. No haber reprobado más de una materia.
VII. Tener un promedio académico de 8.5 o superior.
VIII. No haber sido Presidente de la Comunidad Estudiantil.
IX. No haber sid o previamente Magistrado del Tribunal de Justicia Estudiantil.
X. No ocupar el cargo de Procurador Estudiantil.

ARTÍCULO 29
El Tribunal de Justicia Estudiantil se compondrá por un Magistrado Presidente y dos Magistrados Asociados, mismos que, colegiadamente, podrán organizarse libremente en arreglo al reglamento orgánico que para dicho efecto expidan. El Tribunal de Justicia Estudiantil, en toda circunstancia, habrá de fallar ne cesariamente en Pleno.

ARTÍCULO 30
El Magistrado Presidente habrá de ser electo por la mayoría de los Magistrados y no podrá durar más de un año en su encargo.

ARTÍCULO 31
A falta del Magistrado Presidente, los magistrados restantes nombrarán de entre ellos a uno nuevo. En caso de que no hubiere consenso respecto al nuevo Magistrado Presidente, éste se determinará al azar en presencia de por lo menos dos integrantes del gabinete presidencial y el Procurador Estudiantil. A falta de ellos, lo realizarán dos profesores de planta de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.

En ambos casos deberá darse fe, por escrito, de lo sucedido.

ARTÍCULO 32
A falta de uno o varios Magistrados, se realizarán elecciones el día siguiente a la confirmación de su ausencia o renuncia, en términos del artículo 37 .

ARTÍCULO 33
Son deberes del Tribunal de Justicia Estudiantil:

I. Resolver cualquier controversia en términos del artículo 34.
II. Hacer las veces del Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, en lo que respecta al artículo 25 , a falta o renuencia del mismo.
III. Hacer público, al menos por medios electrónicos, un directorio que contenga el nombre de todas las personas que la integran, así como el semestre que cursan y el cargo que ocupan.
IV. Pronunciarse respecto de los argumentos esbozados en cualquier juicio que invoquen razonamientos usados por el dicho tribunal en ocasiones anteriores.
V. Hacer públicas la totalidad de las resoluciones que hubiese emitido.
VI. Las demás contenidas en el Estatuto General y ordenamientos normativos aplicables.
VII. Las que sean inherentes a su cargo.

ARTÍCULO 34
El Tribunal de Justicia Estudiantil será competente para conocer sobre:

I. Los juicios de amparo en que se aduzca que normas generales, actos u omisiones de la autoridad estudiantil violen los derechos reconocidos por este Estatuto General.
II. Las impugnaciones a que se refieren los artículos 25 y 37 del Estatuto General.
III. Los juicios de suspensión de derechos en que se acuse a algún alumno por cualquiera de l as causales enlistadas en el artículo 9.
IV. Las demás controversias que se susciten.

ARTÍCULO 35
Las resoluciones del Tribunal de Justicia Estudiantil serán inatacables.

ARTÍCULO 36
Las sesiones y audiencias que presida el Pleno serán siempre públicas, sin excepción.

ARTÍCULO 37
Los Magistrados del Tribunal de Justicia Estudiantil durarán un máximo de dos años en su encargo y su elección se sujetará a la siguiente normatividad:

I. El Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Mo nterrey instrumentará este proceso, en lo aplicable, en la forma en que se eligen los Consejeros Académicos Estudiantiles, cuyos resultados deberán publicarse antes de entrar en funciones.
II. Todo el profesorado y personal administrativo de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey deberá abstenerse de influir en los comicios electorales a que se refiere el presente artículo.
III. Todas las comunicaciones del proceso de elección se realizarán por correo electrónico, salvo la publicación de resultados, que deberá re alizarse conforme la fracción VIII del presente artículo.
IV. El Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey deberá declarar abierto el periodo de registro de candidatos a Magistrados del Tribunal de Justicia Estudiantil el día siguiente al cual se conociere que hubiese una vacante.
V. Los interesados en ser electos deberán llenar una Cédula de Inscripción que habrá de proporcionar el Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, misma que habrá de contener los datos generales del interesado, una dirección de correo electrónico para ser notificados, y una breve exposición de los motivos por los que debería ser electo sobre los demás y que deberá hacerse pública al electorado.
VI. El plazo de re gistro será de cinco días hábiles, y la elección será el día siguiente del término del plazo de registro, desde las 8:00 hasta las 20:00 horas. El lugar en donde habrá de sufragarse, así como los mecanismos para garantizar la legalidad de la elección serán determinadas por el Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
VII. El conteo lo realizará el Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey al momento en que declare cerrada las votaci ones y tendrán derecho a asistir al mismo los candidatos a la magistratura.
VIII. El día siguiente a la elección se publicará un documento con los resultados de la elección, mismo que deberá colocarse en lugares visibles de las instalaciones de la Facultad, así como en los medios electrónicos con que cuente la Comunidad Estudiantil.
IX. Procederá la impugnación de la elección, a petición de cualquier alumno, dentro de los tres días siguientes a la elección, cuando:

a. Cuando el número de votos contenido en la urna al final de la votación exceda el número de alumnos que votaron en relación al padrón electoral.
b. Cuando el candidato ganador sea inelegible.
c. Cuando se impida el acceso a los alumnos para votar, siempre que sea determinante para el resultado de la votación.
d. Cuando la votación sea en fecha distinta a la establecida en este artículo.
e. Cuando se impida el acceso a cualquier candidato al conteo de votos.
f. Se hubiera ejercido violencia física o amenazas contra los alumnos votantes, siempre que sea determinante para la votación.
g. Cuando se viole lo dispuesto en la fracción II del presente artículo, siempre que sea determinante para la votación.
h. Existan irregularidades graves, plenamente acreditadas y no reparables durante la jornada electoral que, en forma evidente, pongan en duda la certeza de la votación y sean determinantes para el resultado de la misma.
X. Si la elección se declarase inválida, el día siguiente a declaratoria se procederá a efectuarse elecciones nuevamente, siguiendo lo establecido por el Tribunal de Justicia Estudiantil.
XI. También se habrán de efectuar nuevamente el día hábil siguiente las elecciones cuando dos o más contendientes empaten en el primer lugar.
XII. El candidato que resultare electo habrá de recibir una constancia de mayoría firmada por el Pres idente de la Comunidad Estudiantil y el Director de la Facultad, y deberá tomar protesta un día siguiente al vencimiento del término para impugnar las elecciones, o una vez resuelta cualquier impugnación pendiente, ante el Presidente de la Comunidad Estudi antil, acto al que cualquier alumno podrá asistir si así lo deseare.

ARTÍCULO 38
El Tribunal de Justicia Estudiantil no podrá operar sin que haya un Magistrado Presidente válidamente designado.

ARTÍCULO 39
El Tribunal de Justicia Estudiantil no podrá i ntegrarse por tres alumnos del mismo semestre, pues la renovación de los magistrados habrá de ser escalonada.

ARTÍCULO 40
Además del voto a que tiene derecho todo Magistrado sobre los asuntos que se decidan en el Tribunal de Justicia Estudiantil , el Magi strado Presidente ejercerá la representación del órgano y deberá llevar la administración del mismo , y será ponente en todas las controversias que se presenten ante el Tribunal .

ARTÍCULO 41
Cuando el Tribunal de Justicia Estudiantil no pudiese operar ante la falta de uno o dos magistrados, el Coordinador de Asuntos Estudiantiles, en conjunto con el Procurador Estudiantil y dicho magistrado, quien será el presidente de dicho órgano, conformarán interinamente el tribunal, hasta que sea electo, por lo menos, un magistrado más. En el supuesto de que el magistrado a que se refiere el artículo anterior no cumpla con los requisitos para ocupar la presidencia del tribunal, la ocupará interinamente el Coordinador de Asuntos Estudiantiles hasta que el magistrado cumpla los requisitos.

ARTÍCULO 42
En caso de ausencia absoluta de magistrados que integren el Tribunal de Justicia Estudiantil, el Coordinador de Asuntos Estudiantiles, o quien nombre la Facu ltad nombre para ello, conformará el Tribunal de forma interina.

CAPÍTULO IV
De las autoridades estudiantiles
ARTÍCULO 43
Se reputan autoridades estudiantiles:

I. El Presidente de la Comunidad Estudiantil.
II. Los titulares de las dependencias designados por el Presidente de la Comunidad Estudiantil , así como sus integrantes .
III. El Procurador Estudiantil.
IV. Los Magistrados del Tribunal de Justicia Estudiantil.
V. El Coordinador de Asuntos Estudiantiles designado por la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
VI. Todas las personas o los órganos que, individual o colegiadamente, puedan afectar la esfera jurídica de un estudiante de manera unilateral en una relación de supra a subordinación.

ARTÍCULO 44
Para hacer efectivo el derecho de petición a que se refiere el artícul o 4, fracción III, los titulares del Gabinete Presidencial y el Tribunal de Justicia Estudiantil deberán designar una Oficialía de Partes, que podrá ser común, dentro del campus de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey que opere por lo menos cuatro horas diarias los días lunes a viernes que no sean feriados, en arreglo al calendario escolar. Una vez recibida la petición, se remitirá a la autoridad correspondiente, debiendo ser respondida por ésta dentro de los dos días hábiles siguientes a su recepción en la Oficialía de Partes respectiva.

ARTÍCULO 45
Toda autoridad estudiantil, cuando le sea presentada de manera personal y dentro del campus una petición, en términos del artículo 4, fracción III, debe recibirla y firmar de recibido cuando así le sea so licitado por el peticionante. Comenzará a correr el término a que se refiere el artículo anterior a partir de ese momento.

ARTÍCULO 46
Por regla general, todos los acuerdos de las autoridades deberán ser publicados el mismo día de su elaboración en un lugar de acceso público dentro del Campus de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey que para dichos efectos sea designado por el órgano que los realice.

ARTÍCULO 47
Sin excepción, todos los acuerdos que realicen las autoridades estudiantiles deberán ser archivados y puestos a disposición del público por los medios electrónicos o impresos que juzguen convenientes.

TÍTULO TERCERO
De los partidos estudiantiles
ARTÍCULO 48
Cualquier alumno podrá crear libremente , por escrito, un partido estudiantil con la finalidad de proponer un candidato, pudiendo ser éste unipersonal , en los comicios presidenciales a que hace referencia el Título Segundo, Capítulo II de este Estatuto General .

ARTÍCULO 49
La duración de los partidos estudiantiles podrá ser por tiempo indefinido o sólo para un determinado periodo en donde hubiere elecciones presidenciales.
TÍTULO CUARTO
De los procedimientos jurisdiccionales
ARTÍCULO 50
Las notificaciones personales podrán hacerse mediante la entrega del instructivo correspondiente, directamente con la persona señalada como tal, o mediante el correo electrónico que hubiese proporcionado a la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.

ARTÍCULO 51
Quien presida los juicios ten drá facultades para mejor proveer, pudiendo hacer sus propias investigaciones sobre el caso, así como llamar a testigos, exhibir pruebas documentales, realizar inspecciones y cualquier otro medio de prueba que juzgue conveniente.

ARTÍCULO 52
El Tribunal de Justicia Estudiantil deberá suplir la deficiencia de la queja, en los casos siguientes:

I. En los juicios de amparo, en favor del quejoso.
II. En las controversias electorales, en favor de quien impugne .
III. En los juicios de responsabilidad estudiantil, en favor del inculpado.

ARTÍCULO 53
Las notificaciones personales deberán efectuarse directamente con la persona a notificar en persona. Si transcurrido un día después de ordenada la notificación, no pudiese localizarse, se notificará por medio del correo electró nico que hubiese proporcionado a la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. En caso de no haber proporcionado dicho correo, o éste sea incorrecto, se hará público el auto en un lugar concurrido de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.

ARTÍCULO 54
Cuando no asistan las partes demandadas, los inculpados, así como las señaladas como autoridades responsables y terceros interesados, se les tendrá respondiendo en sentido negativo a los hechos declarados por su contraparte.

ARTÍCULO 55
El juicio de amparo a que se refie re la fracción I del artículo 34 se podrá integrar, en lo aplicable, y siempre que sea en beneficio del alumno, por las disposiciones vigentes en materia de Amparo en el ordenamiento jurídico mexicano y se sujetará al sig uiente procedimiento:

I. El plazo para promover un juicio de amparo es de tres días hábiles a partir del acto de autoridad y deberán anexarse las copias de traslado, respectivas por cada autoridad responsable y tercero interesado en el juicio.
II. Una vez recibid a la demanda por el Tribunal de Justicia Estudiantil, tendrá dos días hábiles para emitir el auto de radicación que admita, rechace o prevenga al quejoso, mismo que habrá de contener:

a. El pronunciamiento respectivo sobre la suspensión, en caso de haberse so licitado.
b. La fecha y hora en que habrá de celebrarse la audiencia principal, misma que deberá celebrarse dentro de los diez días hábiles siguientes.
III. Procederá el otorgamiento de la suspensión cuando, a juicio del Tribunal de Justicia Estudiantil, no se siga perjuicio al interés social ni se contravengan disposiciones de orden público.
IV. Una vez admitida la demanda, el Tribunal de Justicia Estudiantil deberá notificar personalmente del auto a que se refiere la fracción II a los terceros interesados y a las autoridades responsables que intervinieron en el acto.
V. En caso de que no se pudiese notificar a alguna de las partes en el juicio de amparo por lo menos tres días hábiles antes de la audiencia principal, la misma se diferirá y se determinará un plazo no ma yor a cinco días hábiles para su celebración, debiéndose de notificar de esto a las partes por lo menos tres días hábiles antes de la nueva fecha de celebración.
VI. La audiencia deberá celebrarse preferentemente en la Sala de Juicios Orales de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey. Será oral, las autoridades y terceros se pronunciarán sobre la veracidad del acto reclamado, y se ofrecerán y desahogarán las pruebas que las partes consideren convenientes, así como sus respectivos alegatos y el Magistrado que la presida podrá decretar los recesos que considere necesarios.
VII. Antes de finalizarse la audiencia, el Tribunal de Justicia Estudiantil deberá dictar la sentencia respectiva y, en caso de que hubiese un Magistrado disidente, podrá éste, una vez pronunciada la sentencia, emitir su voto particular, salvo que hubiese incidentes pendientes de resolver dentro del juicio, en cuyo caso dictará sentencia por escrito dentro de los tres días hábiles siguientes a la resolución del último incidente.
VIII. Las declaratorias de ilegalidad de cualquier norma general, tendrá efectos generales.
IX. El único recurso que podrán promover las partes ante lo actuado por el Tribunal de Justicia Estudiantil es el de revocación, con excepción de las sentencias, en cuyo caso únicamente se admit irá el recurso de aclaración de sentencia.
X. El recurso de revocación deberá ser por escrito, y sólo será oral respecto de lo actuado durante la audiencia principal. Dicho recurso se sujetará a las siguientes reglas:

a. Cuando sea por escrito:

i. Se abrirá el inci dente respectivo dentro del juicio principal.
ii. Deberá presentarse dentro de los dos días hábiles siguientes a la actuación impugnada, acompañándose las copias de traslado necesarias.
iii. Una vez admitido el recurso, se deberá notificar a las partes, mismas que dentro de los dos días siguientes habrán de producir su contestación.
iv. Las pruebas que no requieran desahogo material en la audiencia deberán ser ofrecidas como anexo a los escritos de revocación y contestación, según sea el caso.
v. En caso de que alguna prueba ofrecida requiera desahogo material, se señalará fecha para la audiencia incidental respectiva dentro de los dos días siguientes al vencimiento del término de la contestación de las partes y se procederá a notificar a las mismas durante el siguiente día.
vi. En caso de que hubiese audiencia incidental, se dictará sentencia en la misma.
vii. En caso de que no fuese necesario el desahogo material de pruebas en una audiencia incidental, la sentencia se dictará dentro de los tres días hábiles siguientes al vencim iento del término de la contestación de las partes.
viii. Serán improcedentes todos los recursos promovidos respecto de la audiencia incidental.
b. Cuando sea oral, se resolverá en la misma audiencia.

i. En caso de que fuese necesario el ofrecimiento de alguna prueba, se señalará en ese momento fecha para su desahogo, debiendo celebrarse dentro de los dos días hábiles siguientes.
XI. El recurso de aclaración de la sentencia será resuelto de manera inmediatamente posterior al pronunciamiento de la misma, cuando así sea soli citado por alguna de las partes.
XII. El juicio de amparo será improcedente:

a. Contra cualquier resolución dictada por el Tribunal de Justicia Estudiantil.
b. Contra cualquier resolución dictada en un juicio político.

ARTÍCULO 56
La controversia electoral a que se refiere la fracción II del artículo 34 , se sujetará al siguiente procedimiento:

I. La impugnación a que se refiere la fracción VII del artículo 25 deberá contener la copia de traslado respectiva y deberá notificarse persona lmente y de inmediato al partido estudiantil cuya inscripción sea impugnada para que manifieste por escrito ante el Tribunal lo que a su derecho convenga. Se dictará sentencia por escrito el día siguiente al momento en que fue presentada, debiendo hacerse pública en lugares visibles en la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
II. La impugnación a que se refiere la fracción XXIII del artículo 25 , así como la fracción IX del artículo 37 , se sujetará a lo siguiente:

a. El auto que admita la demanda deberá ser notif icado por correo electrónico a todos los partidos estudiantiles, así como al Coordinador de Asuntos Estudiantiles, en donde deberá señalarse fecha para la audiencia respectiva.
b. La audiencia a que se refiere esta fracción deberá celebrarse, por lo menos, dos días después a la fecha en que vence el término para el demandado de producir su contestación, so pena de diferirse dos días más, mismos que serán improrrogables.
c. La audiencia deberá celebrarse preferentemente en la Sala de Juicios Orales de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, será oral, se ofrecerán y desahogarán las pruebas que las partes consideren convenientes, así como sus respectivos alegatos; el Magistrado que la presida podrá decretar los recesos que considere necesarios.
d. En la audiencia a que hace referencia el inciso anterior, las partes deberán pronunciarse sobre la veracidad de los hechos, así como oponer las defensas y excepciones que a su derecho convengan, así como ofrecer pruebas y alegatos.
e. Antes de finalizarse la audiencia, el Tri bunal de Justicia Estudiantil deberá dictar la sentencia respectiva y, en caso de que hubiese un Magistrado disidente, podrá éste, una vez pronunciada la sentencia, emitir su voto particular f. Sólo procederá el recurso de aclaración de la sentencia, mismo que será resuelto de manera inmediatamente posterior al pronunciamiento de la misma, cuando así sea solicitado por alguna de las partes.

ARTÍCULO 57
El juicio de suspensión de derechos a que se refiere la fracción III del artículo 34 , se sujetará al siguiente procedimiento:

I. Sólo procederá la demanda en contra de alumnos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey:

a. Que no estuviesen actualmente bajo este procedimiento.
b. Que no estuviesen privados de sus derechos estudiantiles.
c. Aquellos cuya conducta no fuese presuntamente cometida al momento de ser Presidente de la Comunidad Estudiantil o Magistrado del Tribunal de Justicia Estudiantil.
II. Serán rectores en esta materia los principios generales del derecho en materia penal.
III. La denuncia podrá ser promovida por cualquier miembro de la Comunidad Estudiantil, cualquier día hábil, anexando las copias de traslado respectivas por cada denunciado.
IV. Una vez recibida la denuncia por el Tribunal de Justicia Estudiantil, tendrá dos días hábiles para emitir el auto de radicación que admita, rechace o prevenga al denunciante, en donde habrá de señalarse fecha para la audiencia, misma que habrá de celebrarse dentro de a partir de los cinco días siguientes.
V. Una vez admitida la denuncia, el Tribunal de Justicia Estudiantil d eberá notificar personalmente del auto de radicación a los denunciados y al Procurador, en caso de que el Presidente del Tribunal de Justicia Estudiantil hubiese designado u no en términos del artículo 15 .
VI. El acusado deberá responder a las acusaciones que se le hacen en la audiencia respectiva.
VII. El Procurador podrá defender o hacer manifestaciones en contra del acusado, pudiendo ofrecer las pruebas y alegatos que juzgue conveniente para ello en la audiencia respectiva.
VIII. En caso de que no se pudiese notificar a alguna de las partes en el juicio de suspensión de derechos por lo menos dos días hábiles antes de la audiencia, la misma se diferirá y se determinará un plazo no mayor a cinco días hábiles para su celebración, debiendo de notificar de esto a las partes por lo menos dos días hábiles antes de la nueva fecha de celebración.
IX. La audiencia deberá celebrarse preferentemente en la Sala de Juicios Orales de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, será oral, se ofrecerán y desahogarán las pruebas que las partes consideren convenientes, así como sus respectivos alegatos y el Magistrado que la presida podrá decretar los recesos que considere necesarios.
X. Antes de finalizarse la audiencia, el Tribunal de Justicia Estudiantil deberá dictar la sentencia respectiva y, en caso de que hubiese un Magistrado disidente, podrá éste, una vez pronunciada la sentencia, emitir su voto particular, salvo que hubiese incidentes pendientes de resolver dentro del juicio, en cuyo caso dictará sentencia por escrito dentro de los tres día s hábiles siguientes a la resolución del último incidente.
XI. El único recurso que podrán promover las partes ante lo actuado por el Tribunal de Justicia Estudiantil es el de revocación, con excepción de las sentencias, en cuyo caso únicamente se admitirá el recurso de aclaración de sentencia.
XIII. El recurso de revocación deberá ser promovido por escrito, y sólo por la vía oral respecto de lo actuado durante la audiencia. Dicho recurso se sujetará a las siguientes reglas:

a. Cuando sea por escrito:
ii. Se abrirá el incid ente respectivo dentro del juicio principal.
iii. Deberá presentarse dentro de los dos días hábiles siguientes a la actuación impugnada, acompañándose las copias de traslado necesarias.
iv. Una vez admitido el recurso, se deberá notificar a las partes, mismas que dentro de los dos días siguientes habrán de producir su contestación.
v. Las pruebas que no requieran desahogo material en la audiencia deberán ser ofrecidas como anexo a los escritos de revocación y contestación, según sea el caso.
vi. En caso de que alguna prueba ofrecida requiera desahogo material, se señalará fecha para la audiencia incidental respectiva dentro de los dos días siguientes al vencimiento del término de la contestación de las partes y se procederá a notificar a las mismas durante el siguiente día.
vii. En caso de que hubiese audiencia incidental, se dictará sentencia en la misma.
viii. En caso de que no fuese necesario el desahogo material de pruebas en una audiencia incidental, la sentencia se dictará dentro de los tres días hábiles siguientes al vencimiento del término de la contestación de las partes.
ix. Serán improcedentes todos los recursos promovidos respecto de la audiencia incidental.
b. Cuando sea oral, se resolverá en la misma audiencia.

i. En caso de que fuese necesario el ofrecimiento de alguna prueba, se señalará en ese momento fecha para su desahogo, debiendo celebrarse dentro de los dos días hábiles siguientes.
XII. El recurso de aclaración de la sentencia será resuelto de manera inmediatamente posterior al pronunciamiento de la misma, cuando así sea solicitad o por alguna de las partes.

ARTÍ CULO 58
Los juicios políticos en los que se acuse a uno o varios Magistrados del Tribunal de Justicia Estudiantil, así como al Presidente de la Comunidad Estudiantil por alguna de las causales enlistadas en el artículo 9, se sujetarán al mismo procedimiento estab lecido en el artículo anterior, con las siguientes salvedades:

I. Se habrá de elegir, al azar, y en presencia del enjuiciado, así como del Coordinador de Asuntos Estudiantiles y el Procurador Estudiantil, y cualquier otra persona que desee estar allí, a once alumnos que no formen parte del Gabinete Presidencial ni del Tribunal de Justicia Estudiantil.
II. Las once personas electas elegirán de entre ellos al que consideren más apto para presidir el juicio con estricto apego al Estatuto General.
III. Las restantes diez p ersonas conformarán el jurado, quien deberá estar presente en las audiencias respectivas y enteradas de todo lo relacionado al caso que les compete.
IV. Los miembros del jurado no podrán votar por medio de representante alguno.
V. El sentido del fallo será determ inado por la mayoría simple del jurado en la audiencia.
VI. Sólo en caso de empate entre los votos que emita el jurado, quien preside podrá votar.

TÍTULO QUINTO
CAPÍTULO I
De las reformas al Estatuto General
ARTÍCULO 59
El derecho de proponer iniciativas de reformas al Estatuto General compete:

I. Al Presidente de la Comunidad Estudiantil.
II. Al Presidente del Tribunal de Justicia Estudiantil.
III. Al 5% del total de los alumnos.

ARTÍCULO 60
El presente Estat uto General puede ser adicionado o reformado , requiriéndose para tal, seguir el siguiente procedimiento:

I. La iniciativa a que hace referencia el artículo anterior deberán ser presentadas al Coordinador de Asuntos Estudiantiles, o en su defecto, al Procurador Estudiantil, quien deberá acordar su recibimiento y, dentro de los dos días siguientes, pronunciarse sobre su validez o invalidez.
II. Una vez validadas por cualquiera de las autoridades a que hace referencia la fracción anterior, la receptora tendrá hasta dos días para hacerla pública en los medios electrónicos res pectivos, así como para colocarla en lugares visibles de las instalaciones de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.
III. Una vez hecho público el documento de la iniciativa, la autoridad receptora deberá someterla al voto de todos los alumnos de la Comunid ad Estudiantil tres días después al día del vencimiento del término al que hace referencia la fracción anterior.
IV. Sólo se considerará aprobada la iniciativa cuando la mayoría absoluta de los alumnos hubiese votado en ese sentido.
V. En caso de aprobarse o desa probarse, deberá asentarse tal hecho en el acuerdo que corresponda, en donde deberá ser incluido el nombre y semestre del votante, así como el sentido de su votación.
VI. El nuevo Estatuto General entrará en vigor en la fecha allí señalada o, a falta de dispos ición, entrará en vigor el día siguiente.
VII. Es obligación de la autoridad receptora de la iniciativa la publicación de la Ley que de esta resulte, debiendo estar siempre a disposición del público, ya sea por medios electrónicos o impresos.

CAPÍTULO II
De la inviolabilidad del Estatuto General
ARTÍCULO 61
Este Estatuto General no perderá su fuerza y vigor bajo ninguna circunstancia, aunque por cualquier motivo se interrumpa su observancia, se ignore lo dispuesto, o se alegue costumbre en contrario. Artículo s transitorios

ARTÍCULO PRIMERO
. Este Estatuto General se publicará y entrará en vigor el mismo día en que sea aprobado por mayoría simple .

ARTÍCULO SEGUNDO
. Queda abrogado el “Reglamento de la Sociedad de Alumnos” que estaba vigente con anterioridad, así como cualquier otro ordenamiento normativo cuya materia concurra con la del presente Estatuto General.

ARTÍCULO TERCERO
. En el momento en que entre en vigor el presente Estatuto General , el antiguo título de “Presidente de la Mesa Directiva de la Sociedad de Alumnos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey”, será “Presidente de la Comunidad Estudiantil de la Sociedad de Alumnos de la Facultad Libre de Dere cho de Monterrey”. El Presidente de la Comunidad Estudiantil tendrá un plazo de veinte días hábiles escolares, a partir de la entrada en vigor de este Estatuto General , para expedir el reglamento a qu e hace referencia el artículo 15 de este Estatuto General ; acto seguido, deberá nombrar inmediatamente a los miembros de su gabinete y publicar el directorio a que hace referencia el artículo 21, fracción VI de la presente normatividad . Deberá el Presidente de la Comunidad Estudiantil, en un término de no más d e 5 días hábiles posteriores a la expedición del reglamento a que hace referencia el párrafo anterior, publicar el plan de gestión a que se refiere en el artículo 21, fracción IX del Estatuto General . El Presidente de la Comunidad Estudiantil en funciones al momento de la entrada en vigor de este Estatuto General , no tendrá que cumplir la obligación establecida en el artículo 21, fracción V.

ARTÍCULO CUARTO.
Para la composición del Tribunal de Justicia Estudiantil, el procedimiento electoral a que hace referencia el artículo 37 del Estatuto General , habrá de comenzar el primer día de clase del semestre Primavera 2014 .

En este caso excepcional, los alumnos que deseen componer dicho órgano jurisdiccional habrán de postularse libremente en una terna, que no pod rá componerse por más de dos alumnos del mismo semestre y cuyo proceso electoral se sujetará, en lo aplicable, a lo dispuesto por el Título Segundo, Capítulo III del Estatuto General .

Deberá expedirse la convocatoria respectiva el primer día de clase del s emestre Primavera 2014 , teniendo los alumnos participantes de cada terna, dos días para llenar la cédula de inscripción respectiva y postularse .

El mismo día en que fenezca este plazo, el Coordinador de Asuntos Estudiantiles habrá de enviar el texto de la cédula de inscripción de las ternas propuestas a todo el alumnado, para que el día viernes de dicha semana, se sometan las ternas al sufragio popular .

Por tanto, se solicita circular y publicar ante todos los alumnos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey para ser votada el día jueves 28 de noviembre de 2013 , aprobada, y consecuentemente obedecida por toda la Comunidad Estudiantil de dicha institución educativa. Dado en la Facultad Lib re de Derecho de Monterrey, a 26 de Noviembre de 2013 Javier N áñez Pro, José Joaquín Cabrera Hurtado.

Al C. Lic. José Guzmán, Coordinador de Asuntos Estudiantiles de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey Santa Catarina, Nuevo León, México. Nos honramos en proporcionar a usted para su publicación, sometimiento a referénd um popular y demás efectos, este primer Estatuto General de la Comunidad Estudiantil de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey.